Mi propuesta, votar propuestas

Imágenes de Voto | Vectores, fotos de stock y PSD gratuitos

Llevo mucho tiempo con la sensación que se vota por personas o partidos más que por proyectos o propuestas concretas. En ocasiones estos votos se deben a la identificación con la persona o con el partido como si fueron hinchas de fútbol, y en otras, simplemente son votos de castigo. Consecuentemente, pienso que apenas una parte reducida del electorado vota plenamente convencida que el candidato o el partido en el que confió es el más adecuado.

En las elecciones americanas esto se ha puesto más que patente al ser consideradas un plebiscito sobre la figura de Trump. Aquellos que lo votaban era adeptos absolutos y los que votaron a Biden, en su mayoría, lo hicieron simplemente por repulsa del contrincante.

Entonces llega mi reflexión ¿fue este el sentido y el espíritu con el que se instauró la democracia? ¿Para esto llegó a nuestras vidas este sistema que viene a equiparar personas y reconocer derechos? No lo creo. Votar para castigar al contrario es una adulteración de la ciudadanía actual al sistema democrático.

Otro síntoma que caricaturiza al sistema democrático actual es el famoso voto útil. Muchas veces cuando se votan por partidos con poca o nula representación hay quien lo recrimina e incluso quien lo menosprecian, cuando el voto de cada uno debería ser el más importante para sí mismo, y si luego el partido en quien se confió el voto no puede capitalizarlo no será porque no se ha intentado, pero ¿cómo puede reprocharse que alguien se exprese en las urnas por simples cálculos matemáticos? ¿No es esto deformar la democracia?

Pero sin duda, lo más dañino para la democracia hoy en día, es la proliferación de propuestas de referéndum para resolver problemas trascendentales. Desde el asunto catalán, hasta la prohibición de las corridas de toros y pasando porque un país que desea abandonar la Unión Europea. Todo puede ser susceptible de someterse a una consulta para responder sí o no. Claro que la buena intención del votante va a confrontar siempre con las malas prácticas del que formula la pregunta. Y es que el mismo problema enunciado en diferentes preguntas puede tener distintas contestaciones y consecuencias entre el electorado. Ejemplo ¿Desea que Cataluña sea una nación libre y soberana? o ¿Le gustaría que Cataluña dejara de pertenecer a España y por consiguiente a la Unión Europea?

Un ejemplo de la inutilidad de los referéndum es Puerto Rico. Acabamos de asistir al sexto plebiscito que se da en Puerto Rico para decidir el estatus político que regirá el futuro de la isla. Obviamente aún no han tomado acción alguna al respecto, simplemente se mantiene el estatus que se aprobó hace 70 años, ser un Estado Libre Asociado.

Este es el diagnostico de lo que considero un problema, estamos viciando la democracia y hasta la fecha no tenemos un sistema de elección de representantes mejor que este.

Ahora planteo mi particular solución. Votar propuestas, ni candidatos, ni partidos. Sólo propuestas.

Personalmente en mi vida he votado a un abanico importante de partidos, al Partido Popular, a Ciudadanos o a Vox, pero al que más veces he votado, sin duda, es al PUM + J, el Partido Por Un Mundo Más Justo.  Es más, de este partido soy afiliado desde hace varios años.

Cuando he  consultado los programas electorales he de reconocer que con ninguno he estado plenamente de acuerdo. Siempre hay puntos que me entusiasman y otros que me echaría para atrás. Hoy en día  me sigue sucediendo y por ello pienso ¿por qué no votar aquellas propuestas que más nos gusten de cada partido? Picar de unos y de otros en definitiva. Los ciudadanos tendríamos muchas más garantías de lo que se va a llevar a cabo, pues las propuestas más votadas serían compromiso ineludibles a ser ejecutadas y el escrutinio de los cumplidores sería un retrato muy sencillo de visualizar y su incumplimiento sería notorio para castigarlo en próximas convocatorias electorales.

Por lo tanto, para resolver los problemas de la democracia mi propuesta es votar propuestas.

Rafael Gómez Aguilar

Mi propuesta, votar propuestas